Mundo

¿Cómo convenció Ana Julia Quezada a Gabriel para que subiera a su carro?

1

A dos meses de la desaparición física de Gabriel Cruz, el niño que fue asesinado en España por su madrastra, Ana Julia Quezada, aún se desconoce la forma en la que la mujer logró convencer al pequeño para que aquella tarde lluviosa del 27 de febrero, abordara su vehículo, donde fue encontrado por las autoridades 13 días después, tras un trabajo de persecución a Quezada.

Aquella fatídica tarde de febrero, el pequeño Gabriel se encontraba en casa de su abuela paterna ubicada en una pequeña localidad llamada Las Hortichuelas. Luego de comer le pidió permiso a su abuela para dirigirse a la casa de sus primos, la cual quedaba a 80 metros de allí, tras insistir en dos oportunidades Gabriel obtuvo el permiso y se dirigió a su destino.

Pocos momentos después, Quezada salió con la excusa de que se marchaba a la casa de su novio y padre de Gabriel, Ángel David Cruz, a pintar, llevando consigo un refresco y una manzana, según reseña el diario El Español.

En el camino Ana Julia, logró conseguir que su hijastro abordara el coche gris que ella conducía, y según familiares del niño, presumen que la mujer lo convenció de acompañarla usando la bebida gaseosa que a él tanto le gustaba pero que sus padres poco le dejaban consumir.

El pequeño nunca llegó a la casa de sus primos, para luego ser encontrado por La Guardia Civil en el maletero del vehículo conducido por Quezada, quien asumió el haberlo asesinado, más sigue sin contar como logró que su víctima se montara en el auto.

Por otro lado, cabe señalar que las autoridades tenían sospechas de la madrastra de Gabriel, por lo que se pudo conocer, según declaró para el medio un familiar de Gabriel, que las autoridades habían instalado micrófonos en el automóvil de la mujer de origen dominicano, y el día que fue perseguida y detenida, los investigadores escucharon expresiones de esta como “tú tienes la culpa, te voy a echar a un invernadero”, mientras el cadáver del niño yacía en la maleta del carro.

Dos días después de su detención, la perpetradora no pudo guardar más silencio y confesó haber matado al pequeño en la casa de su novio. Allí discutió con el niño y luego le propinó un golpe con la parte chata de un hacha en la cabeza, lo estranguló y lo enterró durante 13 días.

La familia de Gabriel presume que la dominicana compró el hacha con un dinero que había sacado de la tarjeta de crédito de su novio Ángel David, unos días antes de cometer su atroz crimen.

1 comment

  1. 276854 281031I agree along with your points , fantastic post. 627294

Leave a reply

Your email address will not be published.