Pasa en Venezuela

El País: Los turbios negocios del ex director de la Disip

0

Carlos Luis Aguilera fue director de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), como antes se conocía al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en los años 2001 y 2002, cuando renunció luego del golpe de Estado de abril. El capitán retirado también fue director de Relaciones Presidenciales, Secretario de la Presidencia, viceministro de Gestión Comunicacional, viceministro de Gestión Administrativa y presidente de la Fundación Pueblo Soberano. Ahora vuelve a los titulares por un presunto delito de blanqueo de capitales.

Ahora su nombre regresa a los titulares luego de que un juzgado de Andorra ordenara en junio de 2015 embargar los fondos de Aguilera en ese país, revelando que manejó entre 2008 y 2015 tres cuentas en la Banca Privada d’Andorra (BPA) que movieron 6,5 millones de dólares según documentación a la que ha tenido acceso el diario El País,.

La magistrada andorrana Canòlic Mingorance investiga la procedencia de esos fondos, indagando si el dinero proviene de sobornos a empresas italiana y españolas beneficiadas por adjudicaciones del Ejecutivo venezolano.

Aguilera “camufló su identidad en dos de sus tres cuentas andorranas mediante sociedades instrumentales (sin actividad) constituidas en Panamá. Y colocó a su suegra, de 83 años y natural de A Coruña, como testaferro en una de mercantiles, según las pesquisas”, resñó el medio. La única cuenta en la que se presentaba como titular tenía en mayo de 2015 un saldo de 202 euros.

El hombre, de 57 años, se presentó en la banca en 2008 como un empresario que transferiría 2,6 millones de euros, justificando que sus cuentas como comisiones por supuestos servicios de asesoría a empresas extranjeras.

“Uno de sus clientes fue la firma italiana de radares Alenia Marconi Systems. Aguilera firmó con esta empresa un contrato en 2004 que le garantizaba comisiones del 6,37 % del total de las ventas de la tecnológica en Venezuela. Un año después del acuerdo, el Instituto Nacional de Aviación Civil de Venezuela (INAC) adjudicó a la compañía italiana la modernización de los radares de los aeropuertos del país sudamericano, según Defense Aerospace. La cuenta en la BPA de Aguilera destinada a las comisiones de Alenia Marconi Systems recibió 3,2 millones de dólares (2,6 millones de euros) desde Curazao, en el sur del Caribe”, reseña El País.

Ante esto, un informe confidencial de la Unidad de Inteligencia Financiera de Andorra (UIFAND) asegura que se podría tratar de un acto de corrupción.

Las cuentas en total movieron entre 2008 y 2015 un total de 6,5 millones de dólares, para luego enviar el 90% del dinero en transferencias a Panamá, Suiza y a otros clientes de la BPA.

Con los fondos en Andorra el hombre adquirió dos propiedades en Venezuela: una casa en Caracas por la que pagó 846.000 dólares en el año 2014 y en 2009 pagó por la mitad de un inmueble de 3.000 metros cuadrados de 1,3 millones de dólares en Baruta. Todos los pagos se hicieron por transferencias a Panamá y Suiza.

El medio español también explica: “Los manejos del que fuera jefe de los espías de Hugo Chávez alcanzan España. Y, en concreto, a un contrato de 1.850 millones de dólares (1.530 de euros) que permitió a las firmas españolas CAF (Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles), Constructora Hispánica, Cobra y Dimetronic hacerse en 2008 con las obras de modernización de la Línea 1 del Metro de Caracas. Aguilera cobró presuntamente comisiones del 4,8 % de la adjudicación del suburbano a través de sus empresas Semeca y Tecnotren, que también participó en la Unión Temporal de Empresas (UTE) ganadora de la infraestructura”.

Aguilera traspasó tres millones de dólares a una cuenta en el banco andorrano del directivo de CAF Guzmán Martín. Un ejecutivo que actualmente ocupa el cargo de director de América Latina en esta compañía de servicios ferroviarios, según el diario español: “Martín manejó una cuenta en la BPA a nombre de la sociedad instrumental panameña Kebir Foundation. Su mercantil facturó entre 2009 y 2014 un total de 2,9 millones de dólares (2,3 millones de euros) a dos de las sociedades panameñas con cuenta en la BPA del exjefe de la inteligencia de Venezuela, según un informe de UIFAND que forma parte de la investigación. La empresa de Aguilera Inversiones Dirca suscribió en enero de 2013 un contrato con la de firma de Martín. El exjefe de los espías se comprometía en el acuerdo a pagar por adelantado un millón de euros al directivo vasco por asesoramiento en materia ferroviaria.El ejecutivo español niega conocer a Aguilera.”.

“Nunca hubo esas transferencias de sociedades del Sr. Aguilera a mi cuenta. Si hubieran existido, estaría hoy acreditado y se reflejaría en el saldo actual, que es la mitad. Tiene que ser un error de la investigación”, añade Martín.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.