Lifestyle

Robos más allá de la fama: los casos más insólitos

0

Algunas personalidades famosas que admiras del mundo del cine, podrían sorprenderte al mirar su historial y encontrar que tras haber adquirido fama, y cuantiosas sumas de dinero, han sido captadas robando en alguna tienda o establecimiento.

Winona Ryder

La actriz estadounidense dos veces nominada al Óscar y ganadora de un Globo de Oro, fue capturada a mediado del año 2002 cuando intentaba llevarse de un famoso local, prendas y accesorios valorados por casi cinco mil dólares.

Tras ser detenida por los guardias de seguridad, Winona fue condenada a tres años de libertad condicional, 480 horas de trabajo comunitario, terapia para tratar su cleptomanía y el pago de 6.355 dólares por los objetos robados.

Lindsay Lohan

La icónica actriz de “Juego de Gemelas”, tiene un largo historial de detenciones por conducir en estado de ebriedad y bajo efectos de sustancias estupefacientes, sin embargo, Lohan, de 31 años de edad, también fue capturada con las “manos en la masa” en el año 2011 tras intentar robar de una joyería un collar valorado en 2.500 dólares.

Al ser detenida e interrogada, la joven se defendió alegando que lo había “tomado prestado”, lo cual no valió como justificativo para las autoridades, pues luego del suceso, la intérprete fue condenada a 120 días de prisión y a 480 horas de trabajos comunitarios.

Amanda Bynes

La exactriz juvenil de Disney, Amanda Bynes, pasó de ser famosa en el mundo de la actuación, a ser titular de diferentes escándalos a lo largo de su vida. Fue detenida por conducir bajo efectos del alcohol en el año 2014, además de haber sido integrada en un centro psiquiátrico después de prender fuego a un garaje cerca de Thousand Oaks.

Por otro lado, la joven fue acusada en dos oportunidades de robar objetos de poco valor. La primera vez se registró cuando intentó robar una playera en Pookie & Sebastian, mientras bailaba apasionadamente. La segunda oportunidad fue en Barneys New York, cuando intentó sacar del establecimiento un sombrero con la excusa de “esconderse de los paparazis”.

Afortunadamente para ella, en ambas ocasiones no se presentaron cargos.

Britney Spears

Lo curioso del robo realizado por la cantante pop, no fue la cantidad o el valor del objeto, sino la “valentía” con la que alardeó ante las cámaras haber robado un encendedor de una gasolinera.

“Uy, he robado algo. Qué mala soy”, dijo mirando hacia el aparato que la grababa, según lo reseñado por el diario ABC de España.

Megan Fox

El caso de esta actriz de Hollywood, tiene la variante de que sus pequeños “actos delictivos” ocurrieron cuando todavía no había saltado a la fama.

Tal parece que Fox durante su adolescencia intentó robar un lápiz labial en una tienda de Wal-Mart, en florida, acción que le ha prohibido volver a pisar el establecimiento por normas de la empresa.

Luego de ser detenida en las instalaciones, la joven confesó y lloró ante los guardias, no sin antes decir que este no había sido su único hurto, pues al parecer, la hermosa interprete tenía la costumbre de tomar cosas que no le pertenecían en su época de rebeldía.

Katy Perry


La intérprete de éxitos como “Roar” y “Dark Horse”, confesó en una entrevista que tenía la “maña” de llevarse las almohadas de los hoteles en donde se hospedaba, según lo reseñado por El Periódico.

“Robo almohadas de cada uno de los sitios en lo que me quedo”, comentó la cantante, al tiempo que declaró que en una oportunidad había robado prácticamente todos los objetos de un hotel en Japón.

“Cuando tenía 17 años, fui a un hotel encantador en Japón y me llevé todo. Al servicio de habitaciones les decía: ‘más lociones, por favor, más chocolate, por favor'”, explicó.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.