Mundo

Alumnos negros en EEUU son más expulsados que los blancos

0

Los estudiantes negros son suspendidos, expulsados de las escuelas y referidos a la policía mucho más frecuentemente que sus compañeros blancos, según un informe federal divulgado el martes.

El reporte publicado por el Departamento de Educación probablemente se sume al ya tenso debate nacional sobre la causa de dichas disparidades raciales. Organizaciones de derechos civiles creen que la raza es un factor e insisten que se necesitan protecciones federales. En contraparte, algunos expertos dicen que obligar a las escuelas a adoptar prácticas disciplinarias menos estrictas haría las aulas menos seguras.

La secretaria de Educación Betsy DeVos está considerando anular las regulaciones de la era del expresidente Barack Obama que pretendían contrarrestar esas disparidades e instan a las escuelas a adoptar medidas disciplinarias más leves. Ella se reunió este mes con simpatizantes y oponentes de esa política.

Minoría en matriculación; mayoría en expulsión

Los datos indican que si bien los chicos negros representaron el 8% de los estudiantes matriculados en el 2015-2016, representan el 25% de las suspensiones y el 23% de las expulsiones. Las muchachas negras conformaron el 8% de todos los estudiantes pero representaron el 14% de las suspensiones y 10% de las expulsiones.

En comparación, los jóvenes blancos representaron el 25% de todo el estudiantado y 24% de los suspendidos. Las chicas blancas representaron 24% de todos los estudiantes y 8% de los suspendidos.

El contraste era aun más marcado en cuanto a las interacciones policiales. Los estudiantes negros representaron el 15% de los estudiantes matriculados pero el 31% de los estudiantes que fueron referidos a la policía o arrestados. Los estudiantes blancos representaron hasta el 49% del cuerpo estudiantil pero representaron el 36% de los estudiantes que fueron referidos a la policía.

“Esto nos debería de alarmar a todos”, dijo Catherine Lhamon, presidenta de la Comisión sobre Derechos Civiles, quien antes fungió como la funcionaria de derechos civiles en el Departamento de Educación, bajo el gobierno de Obama.

“Los estudiantes fueron y son tratado de diferentes maneras. La realidad es que esos estudiantes experimentaron discriminación“, agregó.

“Un síntoma, no la enfermedad”

Mike Petrilli, presidente del Instituto Thomas B. Fordham, conservador, ha estado pidiendo la eliminación de las directrices del 2014. Él argumenta que estas normas han hecho que los educadores sean reacios a castigar el mal comportamiento y han conllevado al desorden en los salones. Si bien él está de acuerdo en que el prejuicio racial es un factor en esto, dijo que los niños pobres y con traumas son más propensos a portarse mal en las aulas.

“Las cifras son un síntoma, no la enfermedad. La enfermedad tiene que ver con escuelas deficientes, tiene que ver con circunstancias de la vida”, dijo Petrilli. “Tenemos que abordar las causas subyacentes a estas disparidades. Algunas de estas podrían ser prejuicio racial por la manera como se aplica la disciplina, pero también son diferencias en el comportamiento de los estudiantes que tienen que ver con diferencias en los problemas que los grupos enfrentan”.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.