Lifestyle

Los ocho errores más comunes al correr

0

¿Cuántas veces has intentando adoptar la costumbre de salir a correr por las mañanas y tras unos pocos días desistes con una sensación de cansancio y frustración?

Si tu respuesta es un “muchas veces”, no te preocupes, miles de personas han pasado por ese momento, así que no te desanimes, es posible que hayas cometido alguno de estos errores.

ESTABLECISTE METAS INALCANZABLES

Esta es una costumbre muy usuales entre los deportistas primerizos según lo reseñado por Cosmopolitan. El experto Daniel López Mainar, personal trainer, asegura que quienes no piden asesoramiento, suelen comenzar esforzándose demasiado sin recordar que su cuerpo no está adaptado a que lo empujen tan “lejos”.

“Si desde el primer día nos ponemos al límite, las agujetas no nos dejarán vivir y nos empujarán a abandonar el ejercicio. Por eso, debemos aumentar la intensidad progresivamente, escuchando a nuestro cuerpo”, alegó.

NO ELEGISTE EL EQUIPO ADECUADO

Si no eliges la ropa y zapatos adecuados es posible que sufras consecuencias negativas tras una rutina corriendo. “El calzado es fundamental; sí sales a correr con unas zapatillas de paseo, minarás poco a poco la fortaleza de tus pies y articulaciones”, explicó el entrenador, quien aseguró que este error es traducido en dolores para el deportista, lo cual a la larga, solo impulsa el abandono de la actividad.

Es por eso que el experto recomienda “dejarse asesorar y hacer una inversión que, aunque quizá nos parezca fuerte, velará por nuestro bienestar”.

FRENASTE DE INMEDIATO

Otra práctica desaconsejable surge de detener el ejercicio físico de forma forzada. “Hay que acostumbrar al cuerpo, poco a poco, al ejercicio, pero también al paso de la actividad al reposo”, comentó el personal trainer, al tiempo que indicó que a pesar de las ganas que se tengan de sentarse o acostarse de forma abrupta tras correr, es aconsejable dar un pequeño paseo caminando unos 10 minutos tras el ejercicio.

De esta manera no solo regularas tu sistema cardiovascular y tus pulsaciones, sino que relajaras los músculos y evitaras lesiones.

POSIBLEMENTE NO CALENTASTE

Calentar antes de realizar cualquier ejercicio físico es fundamental para preparar los músculos para el trabajo, así evitarás lesiones y otros problemas físicos como la fatiga o el mareo.

“Calentar al principio es fundamental para practicar cualquier ejercicio, también los de resistencia. Dedicar un tiempo para estimular los músculos prevendrá lesiones y otros problemas”, confirma López Mainar.

NO ESTIRASTE LOS MÚSCULOS

Estirar antes de correr puede ser crucial para evitar las dolorosas agujetas. Aunque parezca tedioso es aconsejable dedicarle por lo menos 10 minutos a destensar los músculos realizando suaves estiramientos.

“No estirar al final es sinónimo de agujetas. Aunque resulte tedioso, hay que dedicar al menos cinco o diez minutos a destensar los músculos, manteniendo la tensión unos 20 segundos por estiramiento y repitiendo hasta que sintamos que esa tensión se ha rebajado”, repasó el entrenador.

NO HIDRATASTE TU CUERPO

López asegura que lo adecuado a la hora de correr es beber unos 250 mililitros de agua cada 15 minutos de ejercicio.

“Lo adecuado es el agua o las bebidas deportivas que nos permiten recuperar los niveles de minerales; las energéticas únicamente aumentan nuestro ritmo cardíaco, cuando nosotros queremos precisamente lo contrario”, detalló.

CENASTE HASTA MORIR

Si tras el ejercicio sales “corriendo” a ingerir una gran cantidad de alimentos calóricos por considerar que “te lo ganaste con tu esfuerzo” simplemente habrás perdido tu trabajo.

Debes entender que llevar una vida saludable es una mezcla entre tus rutinas de ejercicio y la forma en la que te alimentas, sino todo tu esfuerzo estará perdido.

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published.